News Sponsor Advisor

Patrocinio News: Los números de los JJOO 2

La Ceremonia Inaugural ya comenzó. La organización de unos Juegos Olímpicos se suele acabar convirtiendo en una máquina de gastar dinero capaz de exceder cualquier presupuesto. Pero de lo que se habla menos es de que también es una enorme fuente de entrada de dinero. Río 2016 pone a andar esta noche (la ceremonia inaugural comenzará a las 01:00 horas de España) con unos ingresos por la vía comercial de casi 7.000 millones de euros. La cantidad depende sobre todo de cinco programas: la venta de derechos de televisión, los patrocinios globales, los domésticos, las licencias y el ticketing del evento. Los ingresos totales del COI durante el periodo 2013-2016 han ascendido a 5.600 millones de dólares (5.000 millones de euros), un 6,2% más que en el ciclo anterior, sobre todo gracias al crecimiento de los ingresos por derechos de televisión y el programa TOP de patrocinios globales, que vende en exclusiva. Ambos representan el 92% de la cantidad (el resto es una parte de las licencias y otros). Por su parte, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos busca los patrocinadores locales, participa también en el programa de licencias y se encarga del ticketing.

La Televisión, el gran generador

La señal de los Juegos Olímpicos está producida por un ente (Olympic Broadcasting Services, OBS) que el COI creó en 2001 y provee la señal olímpica a las televisiones poseedoras de los derechos. La OBS usará más de 1.000 cámaras para producir más de 7.000 horas de contenidos en Río 2016, donde usará tecnología 8K (gracias a un acuerdo con la japonesa NHK), distribuirá contenido de realidad virtual y pondrá en marcha una plataforma (OVP) para ofrecer contenidos en streaming a través de ordenadores, tabletas o teléfonos. Las últimas dos citas olímpicas han superado los 3.500 millones de espectadores. Y eso tiene un precio. El ciclo de derechos para Salt Lake y Atenas (2001-2004) alcanzó los 2.232 millones de dólares por la venta de derechos televisivos; en Turín/Pekín (2005-2008) se lograron 2.570 millones; y en Vancouver/Londres (2009-2012) se llegó a 3.850 millones. ¿Qué ha pasado con Sochi y Río? La respuesta es un nuevo récord, con un crecimiento del 7,1% respecto al ciclo anterior, y una facturación de 4.100 millones de dólares (3.670 millones de euros). Fue creado en 1985 y supone el máximo nivel de patrocinio, ya que ofrece a las marcas asociadas una cobertura global de los Juegos Olímpicos de Verano e Invierno. Los ingresos del programa TOP I (Calgary/Seúl) ascendieron a 96 millones de dólares gracias a la participación de nueve empresas que adquirieron derechos para explotar su patrocinio. La cifra durante el pasado ciclo (Vancouver/Londres), el TOP VII, sumaba ya 950 millones de dólares con once patrocinadores, mientras que el TOP VIII (Sochi/Río) ha superado los 1.000 millones de dólares (900 millones de euros) por primera vez en la historia. El COI no se conforma, ya que su objetivo es alcanzar los 2.000 millones en 2020. La fórmula será ir sumando nuevas firmas a las once actuales (Coca-Cola, Atos, Bridgestone, Dow Chemical, General Electric, McDonald’s, Omega, Panasonic, Procter & Gamble, Samsung y Visa), así como aumentar las cuantías que abonan estos socios. Toyota comenzará a formar parte del programa en 2017.